Con nosotros en la distancia, también se puede ;)

Hace unos días en el grupo de Facebook varias personas me comentaron que no podían asistir al ritual de Aniversario presencial en Madrid pero que les gustaría participar de alguna forma en nuestra ceremonia.  Asi que hemos ideado una forma para que todos podáis celebrar nuestro segundo cumpleaños con nosotros y honrar a la Diosa Hekate, así como disfrutar de su presencia. Aqui lo tenéis;

¿Qué necesitas?

  • Dos velas largas rojas o blancas con candelabros para quemarlas.
  • Una imagen de Hekate, si tenéis figura  es estupendo pero si no podéis imprimir una imagen, o en su defecto poner una vela más como su representación.
  • Incienso e incensario: lo ideal es que lo fabriques tu mismo sus hierbas son entre otras estas: Acónito, Anis, Manzanas, Belladona, Ajo, Grano, hojas de roble, cebollas, amapolas, azafrán, sauce, tejo, ciprés, artemisa ( por su relación con Artemis ), salvia, laurel y por experiencia propia en el templo hemos usado siempre resinas de mirra, ambar y el ya conocido por todos Frankincienso.
  • Un recipiente grande para hacer una libación de vino.
  • Tu herramienta de adivinación preferida ( opcional) puede ser tarot, péndulo, etc…
  • Algo para comer y una botella de vino tinto.
  • Una tela para poner en la mesa a modo de mantel.

Prepara el espacio mágico como tengas costumbre, es aconsejable hacer una limpieza física y energética antes de empezar, al menos en el sitio donde vayas a trabajar. Puedes vestirte con ropa ritual con colores asociados a la Diosa: rojo, negro, blanco, etc. Si no tienes túnica puedes vestirte con los mismos tonos pero procura usar ropa sin estampados.

Prepara un altar para la Diosa con el mantel, la representación que hayas elegido con las dos velas a los lados a modo de columnas. El recipiente para libar y la botella de vino (es importante que tengas a mano para abrir la botella o que la hayas abierto antes).  También la comida que vayas a consumir.

Te centras y llamas a la Diosa con el himno órfico o con cualquier otro que uses habitualmente:

 

 

 

“Yo llamo a Hekate Enodia, bella dama,

De terrenales acuosa y celestial porte,

sepulcral, con velo azafrán vestida,

Complacida con oscuros fantasmas

que deambulan a través de las sombras.

Persa! Cazadora inconquistable! Hail!

Portadora de las llaves del mundo,

Nunca destinada a fallar.

En la áspera roca deambulas, te da placer,

líder y enfermera,

Se presenta en nuestros ritos

Propicia, otorgarle éxito a nuestros justos deseos.

Acepta nuestro homenaje y bendice nuestro incienso”

Enciende las velas largas del altar cuando recibas a la Diosa.

Observa las llamas y las velas, visualizandolas como la entrada a un templo arquetipo helénico y di mirando hacia el altar:

“Hekate, portadora de la antorcha que siempre ilumina las sombras, soberana del cielo, de la tierra y del mar, guardiana de los cruces donde siempre moras, bienvenida seas a este ritual que celebro en tu honor para ser parte de la celebración que se hace hoy en tu Templo en Madrid, España”

Ahora vas a hacer una meditación que te va a permitir recibir un mensaje de la Diosa Hékate. Para ello es preciso que te pongas cómodo y comiences a respirar hondo. Puedes hacer una respiración tomando el aire por 3 tiempos y soltando el aire en otros 3. Céntrate en tu respiración y deja que tu cuerpo se relaje. Usa la respiración como conexión con tu cuerpo durante todo este viaje. Estás en la habitación y aunque estás con los ojos cerrados puedes ver absolutamente todos los detalles que componen el sitio donde estás. Sientes tu cuerpo clavado en el asiento donde reposas.  Te mantienes ahí, cuando comienza aparecer en la habitación una neblina que lo cubre todo. Al principio es leve y te permite ver a través de ella. Con cada respiración, la niebla aumenta y cada vez es más espesa. No te deja ver nada de lo que hay en el cuarto. Y cuando la niebla casi se puede coger con las manos. Sientes como comienza a desaparecer dejando a la vista un precioso día de invierno, soleado. Sientes la tierra en tus pies y comienzas a caminar hacia un templo que observas en la lejanía, en una pequeña montaña.

Es un edificio grande, con columnas dóricas altas. Las columnas son color azafrán, el suelo blanco, los frisos muestras escenas del mito de Perséfone en su descenso al Hades. Las puertas están abiertas y en la entrada hay una sacerdotisa que recibe a la gente. 

“Bienvenido al Templo de Hekate” te dice cordialmente. ¿en que te puedo ayudar?

Le explicas porque estás ahí y la sacerdotisa te conduce hasta una estatua de Hekate de grandes dimensiones, no es una Hekate Triple, solo hay una figura pintada con colores muy vivos. Es bella y te produce mucha paz. Tienes una sensación que te resulta familiar y te sientes muy a gusto enfrente de la estatua. Te presentas ante ella.

“Mi nombre es X y he venido a tu Templo para X”

Hekate comienza a moverte y te mira sorprendido. Baja del altar y conversa contigo. Deja que la Diosa sea quien te da las respuestas a lo que estás buscando. Pregúntale lo que desees sin miedo pero con respeto y cuando termines despidete. Si te entrega algo, guárdalo y llévalo contigo.

Vuelve a la puerta y despidete de la sacerdotisa, dándole las gracias por todo. 

Te alejas del Templo, reflexionando sobre lo que te ha dicho la Diosa. Y vuelves al lugar donde apareciste mientras caminas la niebla comienza a aparecer de nuevo. Te quedas quieto y te sientas. Con cada respiración la niebla aumenta y se hace más solida. Comienzas a sentirte dentro de tu cuerpo, con cada respiración sientes piernas, pies, muslos, torso, sientes tus pulmones llenándose de aire y tu cuerpo firmamente sentado en el sitio donde estás, en la habitación donde comenzaste este viaje. Vuelves a sentir la silla mientras la niebla desaparece, ahora puedes volver a visualizar el cuarto, el altar, las llamas de la Diosa bailando.  Cuando estés listo, abre los ojos. 

Apunta todo lo que necesites, todos los detalles para poder trabajar sobre la experiencia que has tenido. Ahora es el momento de que cojas tu tarot y tu péndulo  y preguntes acerca de la experiencia que has tenido. Comprueba si puedes conseguir más información y Hekate puede indicarte algo más a través de los arcanos. Esto te servirá para corroborar también el mensaje recibido.

Cuando termines, vierte el vino sobre el recipiente de libar diciendo:

“Libo este vino en honor a la Diosa Hekate y a su Templo en España, entrego este fruto de la Tierra como ofrenda a la Diosa de los caminos para celebrar con Ella el segundo año de trabajo de su casa en España y me uno a tu fiesta, para celebrar tu presencia entre nosotros”

Cuando termines de libar el vino. Toma la comida, conságrala en honor a la Diosa y come dentro del espacio mágico.

Al terminar, despide a Hekate y despide tu espacio mágico con el mismo método que hayas elegido para crearlo.

——–

Nuestro ritual comenzará hacia las cuatro de la tarde, el día 25 de Febrero pero no es necesario sincronizar la hora 😉

Si te apetece compartirlo, contarnos que tal te ha ido o cualquier cosa que se te ocurra puedes escribirnos al mail del templo de dejar aquí un comentario 🙂

Que tengáis una buena celebración, muchisimas gracias!

Kaia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s