Hekate Kleidouchos

Cuando leemos los himnos órficos y otros cantos antiguos encontramos ciertos epítetos que pueden llamarnos la atención. Uno que puede resultar llamativo en los himnos de Hekate es el de “Kleidouchos”.
El término “kleidouchos” significa la “portadora de llaves”.  La palabra misma proviene del sustantivo “kleidou”, que significa “clave”, “llave” y “chos” es la terminología de sustantivo. Otra posible y curiosa lectura es “douchos”, que significaría tiempo, aunque esta no sea la única forma de decirlo. Aunque la etimología más conocida sería la que designa “kei”, llave, como sustantivo, y “douchos” del verbo llevar.

Pero ¿qué sabemos realmente del epíteto “kleidouchos”? Las primeras referencias a él se hacen en la escritura Lineal B, de una tablilla de Pylos, se habla de un cierto título “klawiphoros”, otorgado únicamente a mujeres. Según las inscripciones, estas sacerdotisas “sostienen dos parcelas de tierra”, en la condición en la ellas “trabajan”. En este sentido, podría referirse a diferentes cosas. Una de las funciones de las sacerdotisas que ostentaban la labor de este título era el de guardar los tesoros de la deidad, como se muestra en esta mismas tablillas de Pylos, en las que se habla de catorce mujeres como “esclavas a la diosa que guardan su oro”. Así pues, el simbolismo de la llave como algo que “guarda” es bastante evidente y muy repetido a lo largo de la historia, desde Pylos, , en el Peloponeso, en la Pulos Micénica, durante la edad de bronce. Otra de las funciones, aunque esto lo vemos reflejado más adelante, sería el de abrir las puertas y quedarse cerca de ellas, guardando el espacio y las mismas llaves. Así pues, es razonable pensar que ya había un culto establecido en Pylos a una deidad portadora de llaves.

Por tanto, el títlo de “Kleidouchos” es más antiguo de lo que en principio podemos imaginar, pues ya existía referencia a él en Pylos, en el Peloponeso, en la Pulos Micénica. Una sacerdotisa que portaba el título de “kleidouchos” tenía el cargo de tesorera y era elegida anualmente. Los prototipos de “kelidochos” son Ifigenia, sacerdotisa de Artemis Brauronia, Io, sacerdotisa de de Hera y Kassandra de Apolo. Los dioses con los que aparece este título, son la Kore, Hekate, Cibeles, Artemis, Afrodita, Atenea, Hera y Apolo. Esta función sacerdotal era destacada en la sociedad, pues en estos casos los templos funcionaban como tesorerías, además de la casa del Dios, era el lugar donde se guardaban grandes ofrendas como piedras preciosas, metales y joyas. Por tanto, el papel de custodiar todos esas riquezas era a veces muy valiosas, algo que pesaba mucho en la jerarquía de un templo.
Imagen

En Lagina, Caria, existía un templo principal a Hekate. Cada año se celebraba una ceremonia llamada “kleidos agoge”o “kleidos pompe” (procesión de la llave), también en la ciudad de Stratonikeia. De hecho el camino entre las dos ciudades era considerado sagrado y sería el recorrido de la procesión. En esta procesión, una sacerdotisa llamada”Kleidosphorus” porta la llave por este sendero sagrado llevando detrás al resto de sacerdotisas. Las acompañaban una especie de auxiliares, llamadas “abejas”, que eran célibes, cuya función exacta es desconocida. En Atenas también se realizaba una celebración de origen oscuro, llamado Epikleidia, que también tenía que ver con las llaves. Así pues, como vemos, el simbolismo de las llaves no solo lo encontramos en la propia Hekate, sino a lo largo de toda la antigüedad griega.

Así pues, “kelidouchos” era un título que se le concedía a una sacerdotisa de diferentes deidades con funciones muy concretas, en un epigrama del último período de Eleusis, una sacerdotisa llamada Kallisto (de Artemis) habla de sí misma como la que se queda cerca de las puertas de Demeter y la Kore, como la que guarda la puerta mientras las sacerdotisas y sacerdotes celebran los diferentes ritos. Esto es un giro diferente al concepto de “tesorera” que del que hablábamos en las tablas de Pylos, que quizás no es excluyente. En varias ciudades de Lagina, como Mileto o Afrodisia, la sacerdotisa que empeñaba este cargo era directamente “la guardiana de la puerta”.

También encontramos referencias al hombre como “Kleidouchos”, que podía ser un oficial de un templo griego, a veces un magistrado. En este caso se les representa con cuchillos rituales también.

Me gustaría aclarar que en El himno Órfico a Hekate se la llama con el epíteto “portadora de llaves (señora) del mundo entero”, pero este es un título diferente al que nos ocupa en este artículo.

El mítico motivo de Hekate como guardiana de las llaves del Hades, porta este título en los PGM IV.1403, donde se la describe como “Perséfone portadora de la llave”, una forma poética de Perséfone con quien Hekate suele identificarse: “Tú que posees las llaves del Hades, que abres la superficie de la Tierra” (PGM IV.2722). Toda esta información la encontramos muy sintetizada en los libros de Sorita D’Este.

A Hekate se la identifica con varias deidades ctónicas, particularmente aquellas cuya función era guardar y/o portar las llaves del Hades.  Kleidouchos también hace referencia a los santuarios interiores de los templos, la parte más escondida. Hekate también tiene las llaves de los Campos Elíseos en el inframundo.

Imagen

Si buscamos  representaciones de de este título, las primeras se encuentran en la isla de Kerkra (Corfú) y son del siglo sexto o quinto a.C., encontradas en el templo de Artemis. Curiosamente, además de portar una llave, esta estatua de terracota lleva en la otra mano la representación de un pájaro. La segunda representación lleva unas llaves curvadas y una cinta. En cuanto a la representación masculina, podemos decir que son escasas, pero existen algunas halladas en Lokroi, en el sur de Italia, en este caso identificadas con el dios Plutón, sosteniendo las llaves del inframundo. Otra teoría nos dice que el cuchillo en los hombres representaría al sacerdote que realiza los sacrficios animales. En cuanto a una representación clásica  Atica curiosa del relieve de la tumba de la sacerdotisa Chairestrate, encontramos una mujer que porta unas llaves y un tambor, junto con la inscripción :”Madre de todas las cosas”, diosa también del latido de los tambores. Generalmente, las representaciones de sacerdotisas que portan la llave del templo es bastante común, pero algunos historiadores opinan que en el caso de verse desprovistas de la llave y estar ejerciendo este título, estarían representadas con cierto orígen mítico, más allá del tiempo.

Sin duda, las Kleidouchos eran de suma importancia no solo en los templos de diferentes diosas, sino también en la propia ciudad, pues en el teatro se reservaba para ellas los mejores asientos. Todas estas representaciones nos hacen pensar en el simbolismo de la llave como objeto de poder. Sarah Iles Johnson, en “Restless dead:encounterse between the living and the dead in ancient Greece”, nos hace una estupenda descripción de la Kleidos Agoge y además nos cuenta que se erigía una estatua de Hekate cada vez que se construía una nueva entrada en la ciudad, pues se le pedía la diosa que “cerrara” y “protegiera” la ciudad. También así, ella piensa que quizás la procesión finalizaba mostrando la llave a las puertas y “cerrando” y “abriendo” las puertas.

Vemos aquí este rol de la diosa que “guarda”, no solo en los Templos (es curioso que existiera un templo de Hekate Phosphoros en la entrada de Mileto), también como custodia de los espacio limiales, esta vez no como guia, ni como iluminadora, ni como aquella que salva y empuja a las almas hacia un lado u otro, sino como custodia del espacio, como aquella que no solo abre o cierra, sino que protege. Pero no solo esto, teniendo en cuenta el culto doméstico que tiene Hekate, al margen de si este título proviene de Lagina, se desarrolló en Grecia o es incluso posterior, se encuentran varias referencias literarias a Hekate como custodia de las puertas de los hogares, no solo en las casas normales, sino en las viviendas de nobles y reyes. En Tesalia se encontró una estatua con una llave de hierro a los pies, con una plegaria a Enodia, una deidad propia de la zona. Es normal encontrar a Hekate asociada con Enodia, así pues, el objeto recuerda a las Hekataia.
Imagen
Pero consideremos el significado de la propia llave desde varios enfoques. Ya a nivel más práctico, en el día a día de la gente, pues no olvidemos que Hekate es una Diosa muy querida por el pueblo, una llave se usa para guardar tesoros, como el mismo primitivo cargo de las sacerdotisas, es normal por esto que en las casas se buscara el protegerse de los ladrones, custodiar las riquezas, etc. Es natural que una familia buscara a esta Hekate portadora de llaves para salvaguardar su casa.  Pero a nivel más profundo, el simbolismo de las llaves con el hecho de “apertura” al conocimiento, a los misterios, es también significativo. Es también normal que se considere un título iniciático, ayudándonos a abrir las puertas. Como advertencia personal, y ya que Hekate tiene muchos epítetos diferentes, me gustaría comentar que quizás este sea uno de esos que parece más inocente, pero la responsabilidad de desear “abrir” puertas conlleva asumir en cierta forma atravesar umbrales. Además de esto, es un título rodeado de cierta superstición, como que la sacerdotisa que porta su energía permanece soltera, que en cierta forma, las kleidouchos, por su importante papel de guardar los tesoros del Templo, quizás no fueran unas muchachas muy dadas a querer compartir su cometido con ningún marido. Poco se sabe hoy en día del uso de este epíteto y como consejo personal concluiría este artículo con la reflexión siguiente: guardar las llaves y las puertas conlleva gran carga, estar al cuidado de aquello y aquellos que guardas, así pues démosle la importancia adecuada y todo el cuidado necesario, pues las llaves son esos objetos “mágicos” que abren lo que antes estaba cerrado.

El artículo anterior es una investigación personal del título Kleidouchos por parte de Hecatere y Galena (Raquel Gimenez), como parte del trabajo interno del Templo de Hekate en España, ha sido redactado como artículo para el blog Templo por ella misma por Galena.

Anuncios

6 Respuestas a “Hekate Kleidouchos

  1. Gracias Galena, por este estupendo artículo y por tomarte el tiempo de redactarlo. Me ha encantado, tiene muchísima información y para mí es esclarecedor… De nuevo, muchas gracias 🙂

  2. De nada, me alegra mucho que te haya ayudado 🙂 un abrazo!

  3. de verdad que está demasiado nutritivo. Tengo una duda en cuando a herramientas por decirlo así de hekate, ¿existe alguna referencia de cadena u objeto parecido, que quizas no muchos saben de ello?

  4. Hola edgivi, me alegra que te haya gustado el artículo. Realmente no conozco el símbolo de la cadena como propio de Hekate “en si”, no he encontrado muchas referencias, pero puede que sea un mensaje o símbolo para ti solamente, por qué no preguntas en el grupo de Facebook? quizás allí te responda más gente. Un abrazo!

  5. Quiero Felicitarte Galenis por este estupendo maravilloso articulo que dio muchas sonrisas

  6. gracias, galena. seguiré en busca, quizas tengas razon y sea algo personal. 🙂 cualquier cosa de que tengas alguna informacion con respecto a eso, por favor avisame besos y bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s